Inmuebles


Todo tipo de inmuebles

  • Casas y pisos
  • Inmuebles
  • Viviendas

¿Qué es un inmueble?

Para empezar, hablaremos un poco sobre la definición de inmueble, el cual se trata de una propiedad que se encuentra sujeta de una manera inseparable a un terreno, como lo son las casas, las parcelas, entre otros.

En pocas palabras el termino inmueble, lo que quiere decir es que “no puede ser desplazado”. La diferencia más grande que existe entre un bien mueble y un bien inmueble, es la administración de derecho civil a la cual son motivo debido a que en el caso de los inmuebles es posible registrarlos, y además se encuentran sometidos a garantía hipotecaria.

Hay ciertos países en el mundo, en el que a los enormes buques y aeronaves también se les estima como bienes inmuebles si cumplen con las dos condiciones mencionadas anteriormente. Como dato curioso, tanto las plantas como los arboles también se les considera pertenecientes a los bienes inmuebles, conforme al código civil.


Diferentes tipo de inmuebles

Existen dos enormes tipos de inmuebles, como lo son los rústicos y los urbanos.

Inmuebles rústicos

Estos son en realidad construcciones de naturaleza agraria, ubicadas en un tipo de terreno rustico y esenciales para la realización de trabajos agrícolas, forestales y de ganadería. En este también se cuenta a los embarcaderos, a las minas y hasta aquellos materiales y utensilios que sean indispensables para la explotación y que el mismo dueño haya destinado para tal resultado.

Por otro lado, se estima que los derechos reales que son concedidos por la administración son pertenecientes al inmueble, de manera que en caso de que este fuera transferido, queda transferido los derechos inherentes. Los inmuebles rústicos, al igual que como sucede con los urbanos, se encuentran sometidos a impuestos, de modo que hay un registro de la propiedad que se encarga de asegurar todos los derechos de los dueños, y también la capacidad que tiene la administración de exigir información para la obligación de las aplicaciones tributarias.

Inmuebles urbanos

Estos son los que se encuentran en áreas clasificadas por los ayuntamientos, como lo son: los edificios, los locales, las casas y las naves. Así como sucede con los inmuebles rústicos, estos también es posible llegar a estar inscritos en un registro de la propiedad, el cual se encargue de asegurar los derechos de los propietarios.

Algo interesante es que en el caso de las ventanas y las puertas de una casa, también se le considera como inmuebles, sin embargo, antes de ser colocadas se les considera como bienes muebles. Ahora bien, existe otro tipo de inmueble muy poco conocido y son los bienes inmuebles mostrencos, los cuales por diferentes razones como el abandono, la defunción o simplemente ausencia, nunca han llegado a ser registrados ni mucho menos catalogados.


Otros tipos de inmuebles

  • Inmuebles por naturaleza.
  • Inmuebles por incorporación.
  • Inmuebles por destino.
  • Inmuebles por analogía
  • Inmuebles por accesión.
  • Inmuebles por representación.

La terminación “inmueble” es procedente del término latino, el cual se emplea para aludir a una cosa que se encuentra incorporada al terreno de una forma inherente, tanto de manera tangible, como de manera legal. En pocas palabras es una construcción que no puede ser removida sin hacerle ningún daño al terreno.

Las viviendas, los edificios e inclusos los terrenos y parcelas son considerados inmuebles. Todos ellos son pertenecientes a lo que se denomina bienes raíces, debido a que se encuentra totalmente unidos al suelo. Por lo general, estos se encuentran en una inscripción que le asegura más protección al dueño del mismo.

Sin embargo, si bien es cierto que a unas tierras también se le puede llegar a denominar inmueble, normalmente el criterio más que todo se utiliza para apuntar a una estructura arquitectónica que se le llama vivienda.

Por otro lado, en distinción a los bienes raíces, los llamados bienes muebles, se tratan de aquellos que tienen la capacidad de moverse de un sitio a otro, manteniendo su plenitud. Los aviones, las motos, los coches y los barcos son un buen ejemplo de lo que es un bien mueble.

Además hay otras distinciones entre los 2 tipos de componentes. Entre ellos está el hecho de que los inmuebles son más caros que los muebles, pero no es igual en cada uno de los casos. Y otra, es que los bienes inmuebles son elementos de hipotecas, pero los bienes muebles normalmente no lo son.

También entre los dos tipos hay distintas jurídicas. Por su parte, los inmuebles se pueden inscribir en las inscripciones de la propiedad, pero los otros no; los muebles no se pueden hipotecar, pero los inmuebles si se pueden.


Tipos de bienes de inmuebles

  • Inmuebles por destino:son bienes muebles que acompañan a un inmueble y que además lo favorecen (como lo son los utensilios de labranzas o de minería).
  • Inmuebles por naturaleza: los que son inseparables del suelo (solar, terreno, entre otros).
  • Inmuebles por analogía: este es el nombre que se le da a las concesiones hipotecarias.
  • Inmuebles por incorporación: arquitectura en construcción.
  • Inmuebles por representación: son documentos que le brindan titularidad; como lo son las escrituras de una vivienda a su propietario.
  • Inmuebles por accesión: se refiere a elementos que pertenecen al inmueble, pero que en realidad son muebles. Como por ejemplos las ventanas y las puertas (cuando están en la fábrica se consideran muebles, pero una vez instaladas pasan a ser inmuebles).

Impuestos a los bienes inmuebles

Hay diferentes impuestos que son aplicados a los bienes inmuebles como contribución que imponen a la propiedad, y que se determinan dependiendo del valor catastral o el de los tributos dados a la renta (estos sucede cuando el inmueble no lo usa el mismo propietario).

El impuesto sobre bienes e inmuebles (por sus siglas “IBI”) se trata de un tipo de impuesto que se debe pagar de manera obligatoria todas las veces que una persona adquiera un determinado inmueble.

Este último, se tasa dependiendo del valor del mencionado bien, y otorga al adquirente los derechos jurídicos y los reales de la debida titularidad que tiene el producto. Ese impuesto debe ser pagado en el municipio en donde se recauda el impuesto.

Además este impuesto se tiene que tramitar tomando como referencia la información mencionada en el padrón catastral. Dicho padrón lo podrás localizar en el municipio pertinente y se encargar de registrar todos aquellos inmuebles que están dentro de la jurisdicción. Estos tienen que revisarse anualmente, con la finalidad de mantenerlos al día de todas aquellas transacciones que se realizan según los inmuebles registrados allí.

Otro tipo de impuesto que se le grava a un inmueble, es el conocido como impuesto referente al aumento del valor de los respectivos terrenos que son de naturaleza urbana (al momento en que aumenta el valor de la tierra también lo hace el valor del inmueble, y por supuesto el tributo que se paga por el mismo).

El impuesto sobre la renta, este es de forma directa y su naturaleza es personal, lo que significa que debe pagarse por personas físicas en un determinado tiempo. Y por último, el impuesto según el patrimonio, este impone el patrimonio neto, perteneciente a personas físicas.


 

Deja un comentario